domingo, 4 de octubre de 2015

EL MARCIANO (ANDY WEIR)

El marciano
Andy Weir





FICHA TÉCNICA

Título: El marciano
Autor: Andy Weir
Editorial: Ediciones B
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 408
PVP: 21,00 €








ANDY WEIR 

La editorial nos cuenta del autor:


Andy Weir nació y se crió en California. Hijo de físico e ingeniero, a los quince años fue contratado por un laboratorio nacional, donde desde entonces ha desarrollado una amplia labor como programador informático e ingeniero de software.
Su principal fascinación es la ciencia y en concreto los temas relacionados con la física relativista, la mecánica orbital y la historia de los vuelos espaciales tripulados. El marciano es su primera novela, y en ella ya se advierte que Weir es un excelente narrador y un purista de la exactitud científica.
Vendida a más de veinte países, best seller en EE UU e Inglaterra en un éxito boca a boca sin precedentes, lo que empezó como una novela autopublicada se ha convertido en todo un best seller en EEUU e Inglaterra, en extraordinario un éxito del boca a boca. Ridley Scott, director de clásicos como Blade Runner y Alien, prepara una adaptación cinematográfica.





Un MacGyver en Marte


ARGUMENTO

Solo habría estado «al mando» de la misión de haber sido el último que quedara. Mira por donde, estoy al mando.

Mark Watney es uno de los seis componentes de una tripulación que formando parte del programa espacial americano ha tomado tierra en Marte. Una repentina tormenta cuando el equipo está en el exterior les hace retornar precipitadamente a la nave y en esos momentos un accidente hace que el resto de la tripulación crea que ha muerto y abandonen Marte dejándole solo

Marte es una tierra desolada y estoy completamente solo en ella. Eso ya lo sabía, por supuesto. Sin embargo, hay una diferencia entre saberlo y experimentarlo realmente.

Acaba de empezar una dura batalla por la supervivencia, en la que solo su ingenio podrá salvarle, pues no tiene comunicación con la Tierra, donde además supone que le dan por muerto.
Supongo que ya se me ocurrirá algo. Eso o moriré.






EL MARCIANO

El marciano es una novela que viene precedida de elogiosas críticas por parte de la prensa especializada y había llegado hasta mis oídos confirmación de las mismas por algunos lectores que la habían leído.
El Wall Street Journal (que no es precisamente conocido por su atención a la ciencia ficción...) ha dicho de EL MARCIANO que se trata de «la mejor novela de ciencia ficción en años», y el Publishers Weekly (ya más conocido en el mundo de la crítica de novelas de ciencia ficción) afirma que «Weir enlaza los detalles técnicos con suficiente ingenio para satisfacer al mismo tiempo el interés de los aficionados a la ciencia ficción y al lector en general».


Tiene una más que interesante introducción la novela en la que se nos habla entre otras cosas de la actualidad de la ciencia ficción, un género que parecía estar en decadencia:
La ciencia ficción parece haber perdido en los últimos años su empuje anterior y suele reducirse en muchos casos a temerosas especulaciones en torno a avances muy cercanos de la biotecnología o las infotecnologías. Lo llamamos: el futuro cercano (near future).


El título ya deshace cualquier posible equivocación. Estamos ante una novela de ciencia ficción, lo cual probablemente aleje de esta novela a aquellos que no son aficionados al género. Sería una lástima, porque la situación que nos plantea El marciano es por encima de todo realista. No hace falta ser un científico ni un buen conocedor de la tecnología moderna para entender y apreciar esta novela, en la que los avances científicos de la misma no son tantos y son además compatibles con nuestros conocimientos actuales.
No es ese el fondo de la cuestión, sino el de los sentimientos y el día a día de un hombre que se encuentra solo en la inmensidad de Marte, abandonado por una tripulación a la que no culpa de nada y ante el dilema de dejarse morir o intentar sobrevivir los más de cuatrocientos días que quedan para que aterrice una nueva misión en el planeta.

Entronca así El marciano con novelas muy populares como Robinsón Crusoe. No deja de ser un hombre abandonado en una isla desierta (por más que ésta sea un planeta), que ha de recurrir a sus propias fuerzas, a su ingenio y a lo que puede utilizar de provecho de los restos del naufragio o en este caso de los restos de material que dejó la nave al partir, para sobrevivir.

No hay duda que es todo un reto plantear una narración con un único protagonista, porque aunque sus otros compañeros de la nave aparezcan en la novela, lo hacen de un modo muy fugaz. De ahí que, o el autor consigue crear un protagonista capaz de captar y mantener la atención del lector él solito, o no habrá quién aguante hasta el final del libro.
Y ese es el gran mérito de Andy Weir, ha creado al astronauta Mark Watney, un hombre que en principio no es ni el genio, ni el más inteligente ni el más heroico de los miembros de la tripulación. En el fondo viene a ser el técnico de mantenimiento de la nave:
Todos en la misión tenían dos especialidades. Yo soy botánico e ingeniero mecánico; básicamente, el manitas de la misión que juega con plantas. La ingeniería mecánica podría salvarme la vida si algo se rompe.

Imposible, de ahí el título que le he puesto a esta reseña, no acordarse del célebre MacGyver televisivo, aquel que salía de cualquier apuro con el material que se encontrase en esos momentos a mano. Justo lo mismo que hace nuestro astronauta, que como su primera necesidad es conseguir alimentos, se monta un huerto en marte. De ahí que nos de la siguiente frase, a propósito de cómo conseguir en una tierra estéril el abono necesario para que las plantas crezcan:
Mi trasero está contribuyendo a mantenerme vivo tanto como mi cerebro.


Esta frase nos define muy bien cómo es el personaje, que plasma en un diario de a bordo el día a día de su estancia en Marte. Porque otro de los motivos por los que fue seleccionado para la misión es su carácter optimista y su sentido del humor, imprescindible para convivir con sus compañeros tantos días en un espacio reducido creando un buen clima de convivencia.

Por eso la narración está llena de afirmaciones del protagonista como a siguiente:
Dicen que ningún plan soporta su puesta en práctica. Estoy de acuerdo.

O esta otra en la que deja claro en que consiste su supervivencia:
Es terrible que mi vida dependa de mis chapuzas.

O aquella en la que nos habla de su principal aliado a la hora de sobrevivir: la cinta aislante
La cinta aislante funciona en todas partes. La cinta aislante es mágica y digna de adoración.


Un hombre al que sus compañeros de tripulación tienen en gran estima, algo que tu también harás si te animas a seguir sus aventuras y desventuras en el planeta Marte:
Lo superará, comandante. Ten fe. Ella sonrió sin alegría. —Rick, sabes que no soy religiosa. —Lo sé. No estoy hablando de fe en Dios, estoy hablando de fe en Mark Watney. Mira toda la mierda que le ha tirado encima Marte, y sigue vivo. Sobrevivirá a esto. No sé cómo, pero lo hará. Es un cabroncete muy listo.






IMPRESIÓN PERSONAL

Parece mentira como con tan escaso bagaje de personajes, consigue el autor crear un universo tan verosímil y un ritmo narrativo (aunque a veces yo aún lo hubiera acelerado más recortando las descripciones de algunas de las chapuzas que se ve obligado a hacer para seguir adelante) tan rápido y atractivo para el lector.
Y parece adelantarse a lo que es el futuro del libro, al bromear el protagonista con la posibilidad de que su vida, lo que está plasmando en el diario, se convierta un día en una película. Hasta título le pone:
Vivir otro sol sería un título fantástico para una película.

Una novela que no defraudará a los seguidores del género, pero que por otra parte también puede ser disfrutada por aquellos a los que en principio no les atrae, porque no deja de ser la historia de un hombre enfrentado a la soledad y a la naturaleza hostil para poder sobrevivir.





VALORACIÓN: 8/10










LA PELÍCULA




El próximo 16 de octubre se estrena en los cines españoles la versión cinematográfica de El marciano.
A priori una gran película dirigida por Ridley Scott y protagonizada (y tanto, como que casi es el único actor que sale)por Matt Damon. Un director y un actor de fama y prestigio internacional que hacen suponer que a priori estaremos ante una gran adaptación de la novela.



Os dejo el trailer en español de la película:



















6 comentarios:

  1. Tienen muy buena pinta tanto el libro como la película. La verdad vengo leyendo reseñas de este libro desde hace poco y hasta ahora no he leído ni una mala crítica, aunque a mi este género no me llama mucho.
    Buena reseña.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. A casi todo el mundo le gusta, pero a mí no me llama nada
    dudo que lo lea
    un beesito

    ResponderEliminar
  3. Lo leí este verano, y será porque soy astrónomo aficionado que la verdad me ha desilusionado ante tanta crítica buena. Me esperaba más. El tema no es que sea muy original. Es como Robinson Crusoe, pero en Marte. No voy a despedazar el libro, pero se pone auténticamente pesado con las cosas técnicas. Creo que se podía haber escrito con la mitad de páginas. Para Marte, me quedo con Tulipanes de Marte de Javier Yanes, ese sí que me gustó y sobre todo, me sorprendió. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Pedro, justo iba leyendo tu reseña sobre esta novela y pensaba en "Robinson Crusoe" o, cinematográficamente hablando, en "El náufrago" de Tom Hanks. Entiendo que además de la ciencia ficción y la tecnología, van por ahí los tiros. Pues me has convencido, me la llevo.

    ResponderEliminar
  5. Tengo ganas de leerlo, la temática me encanta!

    Besotes

    ResponderEliminar
  6. A mi me llama desde hace bastante, y tengo muchas ganas de leer el libro, sobre todo ahora que ya está ahi la peli. No es un género que suela leer, pero creo que podría gustarme.
    Besos

    ResponderEliminar

Analytics