martes, 6 de junio de 2017

LA HUELLA DE UNA CARTA (ROSARIO RARO)

La huella de una carta
Rosario Raro



 
FICHA TÉCNICA

Título: La huella de una carta
Autor: Rosario Raro
Editorial: Planeta, 2017
Encuadernación: Tapa dura
Páginas: 542






ROSARIO RARO


De ella nos dice su editorial:

Rosario Raro (Segorbe, Castellón, 1971) es profesora de Escritura Creativa en la Universitat Jaume I, doctora en Filología Hispánica con una tesis sobre las estrategias de escritura en internet y posgraduada en Comunicación Empresarial y Pedagogía. Desde hace más de veinte años imparte cursos y talleres literarios para numerosas instituciones. Su obra ha sido traducida al catalán, al japonés y al francés y reconocida con numerosos premios literarios, tanto nacionales como internacionales. Vivió durante una década en Lima, Perú. 

De su novela 
Volver a Canfranc
(Planeta, 2015), [en su versión francesa Dernier train pour Canfranc (Editions Kero, 2017)], se han publicado hasta el momento siete ediciones, ha sido finalista de los premios de la crítica valenciana y la productora Diagonal TV ha adquirido los derechos audiovisuales de la misma para su adaptación a la pantalla.






ARGUMENTO de LA HUELLA DE UNA CARTA


Nuria, una joven ama de casa y madre de dos niños, muy enamorada de un marido al que solo ve los fines de semana porque el resto del tiempo lo pasa viajando fuera de Barcelona para la empresa de la que es representante, se decide a contestar un anuncio que ve en la prensa:
«Se acercó más para leer la letra minúscula que enumeraba las características requeridas a quienes quisieran optar a aquel puesto: responsabilidad, dotes en el ámbito de la psicología, buen nivel de redacción, ser una persona creativa, de mucha intuición y capacidad resolutiva». (Página 16)

Un trabajo que la satisface plenamente, pues le permite cuidar a sus hijos y desarrollar una actividad que le complace mucho, pues en cierto modo le permite seguir su vocación:
«Supongo que no me lo pensé dos veces porque desde siempre he querido dedicarme a la literatura. Aferrarme a esas cartas, sentirlas tan dentro, darles salida, encauzar tantas emociones que me transmiten considero que es una forma de aproximarme a ese oficio». (página 150)

Pero con lo que no cuenta es con lo que va a encontrarse en una de sus primeras cartas: una historia que va a poner toda su vida patas arriba:
«Le escribo porque no tengo a nadie más a quien dirigirme. El motivo de mi carta es el siguiente: de forma más accidental que usted pueda imaginarse he sabido de un asunto tremendo a través de las palabras de un amigo. Con este señor tengo el mayor grado de intimidad que puede haber entre un hombre y una mujer, usted ya me entiende».  (Página 51)


Es la historia de un medicamento que provoca el nacimiento de niños deformes. Un desastre que Nuria intenta detener a pesar del peligro que para ella pueda suponer ese intento.









LA HUELLA DE UNA CARTA


No creo que podamos considerar La huella de una carta una novela histórica, a pesar de que los dos elementos históricos en que se basa la novela sean reales: la existencia de un programa radiofónico al que las mujeres dirigían sus cartas y el terrible destrozo que provocó un fármaco que, tomado durante el primer de embarazo producía terribles efectos al feto en formación.
Pero el que esté basada en esos dos puntos, no lo convierte en histórico, pues la historia es totalmente ficcionada, sin personajes reales (desde el punto de vista histórico) e incluso como nos cuenta en su nota final la autora, la historia en España del fármaco que en la novela se llama telamón, pero que en la realidad se conoció como talidomida, es como se nos cuenta.
Una historia terrible la de los niños y familias afectados por este fármaco del que me limito a poner una imagen de su estructura química, pero no voy a poneros fotos de esos niños y sus malformaciones (información que podéis encontrar en internet por otra parte) porque demasiado duras son como para que las encontréis sin proponéroslo.

Pero dicho esto, la novela no deja de ser el reflejo de una sociedad, la española, a comienzos de los años 60 cuando iba a comenzar el despegue de nuestra economía. La acción comienza en el año 1962 y nos muestra las entrañas de un programa radiofónico, el consultorio de Elena Francis, patrocinado por una compañía de cosméticos para promocionar sus productos. En él, se leen y contestan cartas de oyentes que escriben pidiendo consejo, tanto sobre temas domésticos, como de otros de índole personal.
Era tan numerosa la correspondencia que recibe el programa, que sólo unas pocas cartas son seleccionadas para radiarse su contenido. Pero todas reciben respuesta, de ahí que contrataran a personal como el caso de Nuria, la protagonista de la novela, para responderlas.
Unas respuestas, tanto las radiadas como las escritas, que obedecían al patrón de una mujer dócil, obediente a su marido, ama de casa por encima de todas las cosas… Una visión en que la religión está por encima de cualquier consideración. No en vano, las respuestas son supervisadas por un sacerdote.
Parte de estas cartas nos son mostradas en la novela y, por más que puedan sorprendernos, es el fiel reflejo de una época de nuestra historia.
Un programa que en cierto modo servía de desahogo para unas mujeres que en cierto modo, eran prisioneras de su marido y sus hijos.
«En la mayoría de ellas, más que preguntar algo, la impresión que le daban las remitentes era que necesitaban contarle a alguien lo que les sucedía. Es decir, trataban de problemas domésticos de bastante menor alcance que aquel del que no conseguía apartar su mente». (Página 72)


Con todo, esta es la parte secundaria de la trama. Lo realmente importante y que además actúa como motor de la trama es la investigación sobre el origen de las malformaciones de los niños. Lo cual nos llevará a conocer el lado más oscuro de la industria farmacéutica, por más que hoy día el sistema de control sobre la inocuidad de los productos sea totalmente diferente y las pruebas de teratogenicidad (capacidad de una sustancia de alterar el desarrollo del feto a nivel intrauterino) mucho más exhaustivas.
Claro, que España es diferente y hace muy pocos años que los afectados por la talidomida perdieron el juicio en el que exigían indemnizaciones a la empresa farmacéutica que les causó su situación.

Y para darle un poco de aliciente a la novela, no podía faltar una historia de amor, un amor en principio imposible por las barreras que tendría que saltarse para seguir adelante, en una época en la que, como la novela retrata, hay cosas que no pueden hacerse así como así.










IMPRESIÓN PERSONAL

Aunque sean dos temas muy diferentes, el de la radio y las cartas que enviaban al programa por un lado, y el del uso de un fármaco que destruyó y alteró la vida de muchas personas por otro, el tratamiento que se da a ambos nos permiten, no solo una novela con una intriga aceptable, sino la ambientación de una época no tan lejana a nosotros. De hecho, yo pertenezco a la generación de niños que vivió muy próxima al uso de la talidomida que arruinó la vida de tantas familias.
Una historia que, pese a lo grave que fue, ha estado mucho tiempo muy silenciada, tal vez porque no interesa poner de manifiesto las componendas de las administraciones públicas.
Puede resultarnos extraño el tratamiento que se daba a la mujer, a sus problemas, a la sexualidad. Pero esa era la realidad que les tocaba vivir en España, aún dominada por un concepto católico a ultranza del matrimonio y la vida familiar. Y, aunque nos parezca mentira, no hace tantos años de ello, de ahí que sea muy interesante conocer esa realidad tan bien mostrada a través de las cartas y las contestaciones que la protagonista de La huella de una carta se veía obligada a dar. 


Una novela que tenía mucho interés en leer tras el debut de la autora con Volver a Canfranc y que no me ha decepcionado.




VALORACIÓN: 8/10


Si quieres conocer más novedades editoriales 2017, pincha AQUÍ


Si quieres comprar el libro pincha en la imagen correspondiente:


                   

5 comentarios:

  1. No me importaría leerla, me parece interesante lo que cuentas.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Ya me fijé en ella y la anoté para próximas lecturas, y aunque lo de próximas es muy relativo teniendo en cuenta esas listas que se reproducen por esporas, espero que sea una de mis lecturas de este verano.

    Un besito Pedro.
    Yolanda.

    ResponderEliminar
  3. Una temática muy interesante.Ya tenía apuntado el anterior libro de esta autora y voy a tener que apunta también éste.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. La tendré en cuenta, ya que también me gustó bastante su primera novela y me apetece la época en la que está situada la acción.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Hi nice post written by you. It is amazing and wonderful to visit your site. Thanks a ton for such a nice post.
    Goldenslot Casino Online
    Gclub Casino
    Gclub จีคลับ

    ResponderEliminar

Analytics